Documentado | Levántate y piensa Documentado

Sobre el documental de Mujica en Netflix

Emir Kusturica entrevistó en el 2018 al ex presidente uruguayo José Pepe Mujica, en su chacra cercana a Montevideo. Austeridad, ternura por la vida y una incansable lucha contra el capitalismo es lo que refleja el documental “El Pepe, Una Vida Suprema”

Entrevistas 07 de febrero de 2020 > Matías Beltramino > Matías Beltramino

Pepe mujica y kusturica
Pepe mujica con Kusturica tomando mates

Podemos buscar miles de imágenes pero ésta en la que Pepe Mujica sonríe junto a Emir Kusturica, mate de por medio, sentados sobre un banco hecho con tapitas plásticas de gaseosa recicladas, es el resumen de todo el documental que ofrece Netflix “El Pepe, Una Vida Suprema”. Es que si hay una acción que caracterice a Mujica, esa es la risa. La risa como estandarte de rebeldía frente al capitalismo y su droga más feroz, el consumismo. Por eso, cuando uno da play al documental de Kusturica durante un buen rato se encontrará con risas, sólo risas. Breve y compleja forma de presentarnos al personaje sobre el que se nos hablará durante más de noventa minutos.

Para ver en Netflix sigue este enlace

La figura de Mujica es por demás controversial, hay quienes lo aman profundamente y quienes lo odian de la misma forma. Esto también refleja el audiovisual. Este amor-odio que encarna el Pepe es propio de alguien que además de hablar también se encargó de hacer, de llevar a cabo hechos concretos. No sólo como presidente de Uruguay (desde el 1/03/2010 al 1/03/2015) sino a lo largo de su vida, contando sus días tupamaros durante la dictadura uruguaya a la actualidad en la chacra junto a los vecinos y vecinas con los que sostienen una escuela y producen flores, en los terrenos que antes fueran propiedad de Mujica y luego donados para esas y otras tareas.

EL-PEPE-UNA-VIDA-SUPREMA-1

Más aleccionadora aún es la risa del Pepe cuando uno da cuenta que la suya no fue una vida de victorias, sino más bien una vida como la de cualquier mortal, con sus altibajos. Y ahí radica el núcleo de su sabiduría quizás: “el hombre aprende mucho más del dolor y la adversidad que del triunfo y las cosas fáciles”, señala el ex presidente uruguayo en un pasaje del documental.

Es la adversidad del día a día la que nos hace muchas veces tambalear y ponernos en evidencia a la hora de ver para qué lado inclinamos la balanza. Si para el de los nadies, como le gustaba decir a Eduardo Galeano o para el de los delimitadores de cualquier primavera como señala Silvio Rodríguez. A quiénes favorecen y a quienes perjudican nuestras ideas que luego se traducen en hechos. Por eso el propio José Mujica señala que “en la política hay que elegir gente de corazón grande y bolsillo chico. Si no cambia la cultura no hay cambio, el verdadero cambio está en la cabeza”.

AAAABZc6vUb8kta9rzVd4G_yLn5m2rC67H4IUNTqtdTI09zSIeHg78JNL0jlhoVT0RELkf2F4AuhZRda3VnXae_ffoKo1FBh3AXVGWlTRTfKj734wCdrRzNmECipBnbaJQ-19

Como ya es habitual en las obras de Kusturica el personaje central de su narrativa, en este caso José Pepe Mujica, queda al desnudo con sus fortalezas y sus debilidades, desilusionando a quienes lo hubieran convertido en bronce pero sacando a la luz aquello que le da su verdadera identidad. En el caso de Mujica la ternura por la vida, que él mismo menciona en el film.

Esa ternura por la vida es la armadura fundamental cuando, como ya nos tiene acostumbrados, Mujica reflexiona sobre la cultura del consumismo. Y es que en palabras del Pepe “hay que encontrar otros caminos y pertenecemos a esa búsqueda. En América Latina no hay solución, hay búsqueda”. Y agrega que “hay muchos de extracción socialista que emigraron al capitalismo y tratan de adornarlo. Otros muchos, como yo, que tratan de administrar lo que pueden del capitalismo, pero la solución no es el capitalismo”.
 

jose-mujicaJosé "Pepe" Mujica reflexiona sobre la cultura del consumismo

La del Pepe es una crítica que no se agota en el capitalismo y su afán por hacer dinero con el dinero ajeno sino y sobre todo que apunta a la cultura que este sistema entraña. Por eso es infaltable la cita que hace Kusturica del discurso histórico de Mujica en la ONU donde señala que hemos acabado con nuestros dioses para poner en sus lugares al dios mercado.

Como enseñanza “El Pepe Una Vida Suprema”, que puede verse en la plataforma Netflix, nos deja entrever que la vida es más importante que acumular fortunas sin alma. Que uno puede vivir sin que para ello deban otros morir en el intento y que los sueños, si uno los persigue, se cumplen. Pero esos sueños no se cumplen sólo para uno sino también para las generaciones venideras.

Te puede interesar

Boletín de noticias